Causas por las que algunos niños son agresivos con sus padres

father-2457420_640

En redes sociales hemos visto cada vez más casos de niños que le pegan a sus padres o que los insultan si es que no hacen los que ellos quieren.

Los expertos explican que muchas veces estos actos son ocultados por vergüenza y el sentimiento de culpa de los progenitores.

La mayoría de los especialistas explican que la violencia está vinculada con las carencias educativas o intervienen factores psicopáticos.

Otros explican que son niños caprichosos, malcriados a los que nunca se les ha negado nada o tienen algún trasfondo emocional en los factores genéticos.

En este sentido los psicólogos recomiendan a los padres poner límites a sus hijos desde bebés, ya que los niños con esas características tienen dificultades de sentir culpa y mostrar empatía.

Vicente Garrido, psicólogo criminalista y profesor titular de la Universidad de Valencia, explica:

‘No hay sentimiento de vinculación moral o emocional, ni con sus padres ni con otras personas o instituciones aunque a veces pueden establecer lazos de amistad por conveniencia’.

Explica que este es un síndrome que se llama emperador y lo padecen los niños que son incapaces de percibir las emociones morales para sentir empatía, compasión o responsabilidad.

El especialista explica:

‘Podré fingir que lo lamento, pero en el interior a mí me da igual. Como consiguiente, hay una ausencia de conciencia’.

Javier Urra, autor de otro libro (El pequeño dictador) y psicólogo de la Fiscalía de Menores del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, discrepa de las tesis de Garrido, explicó que la violencia que ejercen los niños hacia sus padres es aprendida de los medios que lo rodean.

El experto añadió:

‘Además de no poner límites, los padres se pierden los primeros años de vida del niño. Los lóbulos frontales, donde está el área emocional, se desarrollan en los tres primeros años de vida’.

Con información de El País, Ser Padres y Guía Infantil
Foto: Ilustrativa

Avatar

Alma