19. abril 2019

Profeco va contra los falsos productos lácteos

supermarket-4052658__340

Después de que un estudio hecho por Oceana México descubriera varias irregularidades en la venta de productos del mar como la sustitución de varios pescados por otros más baratos o que el atún en realidad es soya, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) investigará el sector de leches.

La Profeco explicó que muchos productos importados no cumplen con el etiquetado para el organismo mexicano, por eso recalcó que es importante analizar los productos para tener la certeza de que venden lo que ofertan.

A través de un comunicado, la dependencia recordó que las bebidas de soya, arroz, coco y almendra no pueden considerarse lácteos porque no provienen de un mamífero, en este sentido, informaron que revisarán el etiquetado de los productos que dicen ser leche pero no cumplen con las cualidades que deben tener las mercancías.

Ricardo Sheffield Padilla, procurador federal del Consumidor, explicó:

‘Ahora estamos trabajando con las supuestas leches, por ejemplo, de soya, de arroz, de coco, de almendra, esas que no son leches, nada más que popularmente le llaman leche pero trae problemas serios de etiquetado’.

Ricardo Sheffield explicó que si bien aún no podía mencionar todos los productos que serán revisados, la marca Nutrileche está en la mira porque que hay marcas como esta que en realidad no dan lo que ofertan por lo tanto no deberían de llamarse así.

El funcionario recalcó:

‘No es leche y no debiera llamarse Nutrileche, y no debe llevar una vaca pintada, porque la gente no está probando leche, Nutrileche no es leche’.

Resaltó que a pesar de que el análisis de productos no está concluido, están notando que hay mucho producto importado que no cumple con las normas, ya que dicen que leche y en realidad no lo es.

El funcionario recalcó:

‘Hay un montón de supuestas leches que son importadas, que estoy seguro que van a salir ahí serios problemas y que los problemas son para los distribuidores. Es igual que el atún, en muchos supermercados han desarrollado marcas propias, supuestamente para darte más calidad a menor precio, el menor precio sí lo dan pero lo logran al no darte la calidad, es más, a veces por engañarte’.

En este sentido, explicó que las multas que se impusieron a las marcas de lata de atún que incluyeron más contenido de soya en sus ingredientes, pueden llegar a los 800 mil pesos, por lo que se prevé que la multa para el sector de leche sea similar.

Con información de Milenio, El Imparcial y Expreso
Foto: Ilustrativa

Alma Xochitl