19. abril 2019

Estudio revela que en Cuaresma te venden pescado barato como el más caro

fish-1690325__340
¡Ojo! En esta Cuaresma que no te vean la cara, ya que los comerciantes tienen la costumbre de vender pescados baratos haciéndolos pasar por los más caros.

De acuerdo con Sin Embargo, en la temporada de Cuaresma, la demanda de productos del mar aumentan por lo que en varios mercados, tiendas de autoservicio y restaurantes ofrecen pescados de mala calidad.

Es decir, tú pides una especie de pescado y te lo intercambian por otro tipo sin que el comprador sepa que pagó por algo que ni siquiera pidió, esto de acuerdo con un estudio de Oceana México.

El estudio ‘Gato x Liebre. Fraude y sustitución de la comida de mar, reveló que la falta de regulación sobre la venta de productos de mar lleva a las malas prácticas que afectan la economía, siendo los consumidores los principales afectados.

Lo anterior aunado al hecho de que promueven la pesca ilegal y el consumo de animales que se encuentran en la lista roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza.

En este sentido, Renata Terrazas, directora de campañas de transparencia de Oceana y responsable de la investigación Gato x Liebre, explicó que el desorden institucional afecta a diferentes regiones de México, ya que los pescadores malbaratan sus productos para garantizar sus ventas, explotando a varias especies de animales marinos.

La experta agregó:

‘El consumidor está pagando más de lo que está recibiendo. Les están vendiendo gato por liebre. El 30 por ciento de los productos son sustituidos por otras especies. Por ejemplo, una sustitución de mero por basa es casi una sustitución de 6 a 1, en supermercados; el mero puede estar en 600 pesos y el basa a 90 pesos el kilo. Ahí hay un fraude, es una carga económica que pagan los consumidores (…) Alguien está ganando algo por vender esas especies baratas como pescado más caro’.

Renata Terraza pidió a los consumidores estar alerta en los productos que compras durante la Cuaresma para evitar pagar por un alimento no deseado y terminar pagando de más.

Con información de Sin Embargo, El Siglo de Durango y El Zócalo
Foto: Ilustrativa

Alma Xochitl