19. abril 2019

¿Es bueno alimentar a tus mascotas con carne cruda?

dogs-1598147_640
La dieta o alimentación de los animales es un tema que muchas personas discuten, ya que todavía tienen dudas de cómo deben alimentarlos para que tengan una vida sana.

En los últimos años se puso de moda la dieta dieta BARF, que consiste en darle comida cruda a tu mascota, pero ¿realmente es buena?

La veterinaria Mary Carmen Freimann, quien ya tiene diez años de experiencia en este tipo de dietas explicó que muchos especialistas han optado por darle a sus mascotas un tipo de alimentación natural porque les dará más beneficios a sus mascotas.

La experta explicó que este tipo de dietas puede ayudar a las mascotas a tener mejor digestión, presentarán menos gases, y tendrán un aliento fresco. También les ayudará a que su pelaje mejore así como su color corporal.

Pero eso no es todo, Mary Carmen asegura que tus mascotas también tendrán cambios en su humor pues estarán más animados, también tendrán más musculatura y no sufrirán obesidad, ni problemas de alergias.

Freimann subrayó que esta dieta no es de darles sobras o restos de las comidas, sino es darles una dieta variada con alimentos crudos o cocidos que les aporten nutrientes.

Explicó que las carnes crudas o cocidas de pollo, res, pescado, pavo, salmón, atún y huevos son los ingredientes estrella para este tipo de dieta porque les aportarán energía y proteínas.

Pero ojo, no sólo es darles carne también debes darles frutas y verduras para que tengan carbohidratos, estos alimentos deben representar el 10 por ciento del plato.

Otro dato interesante que dio a conocer la experta es que le puedes dar a tu perro o gato yogur natural porque les ayuda a su flora bacteriana.

Freimann recodó que es importante que siempre tengan agua fresca a su disposición para que siempre estén hidratados. También recomendó darles de comer semillas de fruta, el maní, la macadamia, el chocolate y café.

Asimismo, subrayó que el ajo, la cebolla, la sal se les debe dar en pocas cantidades, y sólo ponerlos para darle sabor. Pasa lo mismo con las harinas y granos, ya que estos no son necesarios para la dieta de tu mascota porque les podría causar sobrepeso y dolencias.

Los huesos, en cambio, son un deleite para los perros y se convierten en fuente de calcio y otros minerales. No obstante, estos deben ser crudos, ya que al cocinarlos, pueden astillarse y resultar peligrosos. Al igual que sucede con la comida de las personas, a la hora de preparar los alimentos naturales de nuestras mascotas hay que seguir ciertos cuidados. Por ejemplo, que los productos estén refrigerados o sean frescos y que no permanezcan mucho rato al aire libre, para evitar la proliferación de bacterias.

Con información de El Botiquín, Experto Animal y Gizmodo
Foto: Ilustrativa

Alma Xochitl